Una de las cosas que más me chocaba en los primeros años de trabajo al llamar al paciente desde la puerta de la consulta, o bien al abrir la misma porque a ella había llamado, era su pregunta: ¿Usted es la asistenta? Sobre todo… porque soy un hombre.

En mis primeros años de ejercicio, me enfadaba enormemente por dentro, e intentaba explicarle al paciente que, en todo caso, era “asistente” social, pero que yo era trabajador social. Hoy día sé, por experiencia, que en la comunicación no verbal reflejaba mi enfado…, ¡pero ese es otro tema para otro post!

Mi título de diplomado universitario especifica que soy Diplomado en Trabajo Social. O sea, trabajador social. Que algunos de mis pacientes me sigan llamando asistente, o incluso asistenta, ya no me enfada. De la época que empecé a ahora, se ha mejorado mucho, dado que, en la actualidad, muchos de mis pacientes ya se refieren a mi como trabajador social.

Pero no es oro todo lo que reluce…

En la presentación de resultados del observatorio de salud de la Generalitat de Catalunya (AQUAS) del 18/07/2016 (mirad foto) me encontré con la sorpresa de que “La ciudadanía reclama el apoderamiento de otras figuras claves para la obtención de información relevante: El asistente social del Centro de Atención Primaria”. La sorpresa es doble porque la ciudadanía va por delante de la adminstración asignándonos a los trabajadores sociales sanitarios competencias que no nos asigna la propia administración, y como veis en la imagen nos llaman “asistente social”.

aquas

En un reciente post del Institut Català de la Salut (1), del 08/08/2016, empresa donde trabajo, y hablando de fórmulas correctas no sexistas de profesiones y cargos (en catalán), aparece la profesión Asistente Social.

El diccionario de servicios sociales del TERMCAT (2), que es el centro de terminología en Catalunya, equipara los términos, comentando que el de trabajador social tiende a sustituir al de asistente social, pero que el propio colegio profesional mantiene los 2 en su nombre, cosa que actualmente es incorrecta, ya que se llama “Col·legi Oficial de Treball Social de Catalunya”.

Edición de 13/10/2016: Cito textualmente  a continuación, contenido del correo electrónico recibido a través del formulario de contacto de la web, del "Àrea de Recerca i Gestió Terminològica" del TERMCAT, sobre el párrafo anterior:

"En el nostre diccionari no equiparem les denominacions treballador social i assistent social, sinó que treballador social és el terme principal (la forma recomanada) i assistent social hi consta com a sinònim complementari (forma secundària).
D’una altra banda, efectivament, tal com dieu, ara el nom del col·legi oficial ha canviat. La nota era certa quan es va publicar el diccionari. Hem suprimit aquesta menció. La modificació serà visible a la pròxima actualització del Cercaterm"

Y la RAE (3)… Sólo define asistente social, pero no miréis su definición, por favor… queda muy lejos de lo que somos.

rae

Por último decir que demasiadas veces me pasa en reuniones multidisciplinares de diferentes ámbitos que me preguntan textualmente: ¿Tú eres servicios sociales, no? Y los que hay sentados conmigo son compañeros de trabajo de otras disciplinas (médicos, enfermeras, comadronas, etc). Ya no sólo no me llaman trabajador social, sino que me confunden con un servicio…

La pregunta que me surge es: ¿Por qué no hemos conseguido afianzar nuestro nombre profesional? Porque al médico se le llama doctor (cuando la mayoría no lo son), a las enfermeras ya nadie las llama ATS, etc.

Hace falta visibilizarnos más, ser más proactivos y anticiparnos a las necesidades, y promocionar más nuestra profesión.

Espero que esta web, como tantas otras que existen (mirad la BlogoTSfera (4)) sirva para ello.

 

1. https://infoicscat.wordpress.com/2016/08/08/sortiu-de-dubtes-professions-condicions-i-carrecs-en-catala-correcte/ 

2. http://www.termcat.cat/ca/Cercaterm/Fitxa/treballador+social+%7C+treballadora+social/ODM1MjE0/#

3. http://dle.rae.es/?id=416WFrl

4. https://www.cgtrabajosocial.es/blogotsfera